Estilo: Documental, natural, espontaneo.

Me gusta reunirme con los novios para conocerlos.

Escuchar sus historias.

Entregarle los frutos de mi experiencia y forma de ver la vida

Aprendí que lo que uno siente mientras está haciendo una foto, queda registrado en un lugar invisible, que espera ser evocado.

Busco parejas que estén completamente enamoradas, que sientan que pueden disfrutar navegando la vida juntos, en un barco, por el mar del tiempo.

Que sean corazones auténticos, capaces de sortear hasta lo imposible juntos. Busco a novios que quieran sorprenderse día a día, reivindicando el matrimonio y su verdadero significado.

Para amar hay que saber escuchar, dejar de esperar el turno para argumentar. Pocas son las personas que de verdad saben escuchar.

Fotografía del matrmonio de Claudia y Sergio en casona Buin

¿Quieres saber como fotografío un matrimonio?

No me limito, porque disfruto ese día tanto como ustedes y todos los invitados. Busco a quienes estén riendo, entregando cariño, jugando y bailando. Los niños siempre me sorprenden; viven de otro modo, se refleja en sus ojos y en lo natural que es su comportamiento.

Me uno a la alegría que envuelve a todos en la celebración. Eso contagia a mis fotografías. No me siento ajeno. Siento que estoy en mi salsa, amo mi trabajo.

¿Por qué soy fotógrafo de bodas?

En realidad no soy solo fotógrafo de matrimonios. En mis tiempos libres me gusta fotografiar otras cosas, por ejemplo disfruto mucho hacer street photography. También me gusta hacer fotografías de paisajes y de la belleza natural. Hasta tengo un instagram con fotos de caleidoscopios.

Pero la fotografía en los matrimonios tiene algo muy especial: Me permite sentir cosas que de otra forma no podría. Gracias a ella, puedo evocar recuerdos y sentimientos como el amor o la ternura. Puedo hacer reir y también emocionar profundamente. Cuando estoy fotografiando, estoy sintiendo. En un matrimonio ocurren muchas situaciones llenas de colores emocionales, es muy conmovedor estar ahí al medio con una cámara fotográfica, espectador de toda esta película que dura medio día (y a veces más).

Desde que comencé con la fotografía de matrimonios he recibido un feedback tan positivo, que cada día refuerza más mi amor por mi trabajo. Es entretenido y vertiginoso. Conozco a muchas personas nuevas en cada boda, pero logro acercarme mucho más a los novios y a su familia. Eso es invaluable. También lo paso muy bien, ya que los novios me tratan como si fuera un invitado más en todo momento.

El registro del matrimonio no puede quedar en manos de cualquiera, es parte de la historia de cada familia y yo sé que mis fotografías junto con mi forma de trabajar harán felices a los que me elijan.

Mi fotografía tiene características.

Una de ellas es el estilo documental. Le digo así porque estoy todo el tiempo con la cámara, como un sabueso de emociones y momentos. Si algo memorable ocurre, ahí estoy yo esperando el instante decisivo, en el que se sincronizan las formas y el significado de la escena, formando un todo. Hago un seguimiento completo del día, encontrando retratos, escenas, humor, simetrías, lágrimas y reflejos.

Lifestyle wedding photography Stuttgart

Es “wabi-sabi”Se refiere a aquella belleza imperfecta, impermanente e incompleta. Algunas características de la estética wabi-sabi son la sencillez, inocencia, modestia e intimidad. Minimizo todo lo posible el acto de fabricar fotos, ya que mi filosofía wabi-sabi encuentra la belleza en lo natural. Muchas veces solo cambiando el punto de vista se puede hacer una maravillosa fotografía sin la necesidad de posar

Expreso mi lado creativo a través de la composición según mi posición y el conocimiento de la luz y sus propiedades. A veces sugiero que se muevan un poco hacia otra parte en la que la luz llega mejor. A veces escondo o muevo alguna cosa de su lugar original para que la fotografía sea más limpia.

Maquillaje Fijador noviaHay oportunidades que tengo ganas de hacer un contraluz y les pido su colaboración para plasmar la visión que tengo. La idea es tratar de afectar  lo menos posible el transcurso del día y su magia inherente.
La tercera característica es espontanea. Me gusta fotografiar la esencia original de las personas. En algunas personas es más difícil que en otras. Hay que tener paciencia y esperar a que ocurra, estar preparado… y click! Cuando las personas no saben que las están fotografiando, están siendo quienes son originalmente, sin máscaras.